Cuánto Sabe De La Literatura De Gabriel García Márquez?

9 Questions
Cunto Sabe De La Literatura De Gabriel Garca Mrquez?

.

Sample Question

“La verdad era que no podía con mi alma, y empezaba a tomar conciencia de la vejez por mis flaquezas frente al amor”. 

Memoria de mis putas tristes, 2004

El amor en los tiempos del cólera, 1985

Del amor y otros demonios, 1994

Vivir para contarla, 2002

Number of Questions:

More Options
Please wait...
Questions and Answers
  • 1. 
     “La verdad era que no podía con mi alma, y empezaba a tomar conciencia de la vejez por mis flaquezas frente al amor”. 
    • A. 

      Memoria de mis putas tristes, 2004

    • B. 

      El amor en los tiempos del cólera, 1985

    • C. 

      Del amor y otros demonios, 1994

    • D. 

      Vivir para contarla, 2002

  • 2. 
    “Así pasó mucho tiempo sin que nadie lo viera en la casa, salvo en la noche en que hizo un conmovedor esfuerzo por componer la pianola”. 
    • A. 

      El general en su laberinto, 1989

    • B. 

      El amor en los tiempos del cólera, 1985

    • C. 

      Cien años de soledad, 1967

    • D. 

      La hojarasca, 1955

  • 3. 
    “La aparición en la gallera, según el juicio común, fue un acto premeditado para contrariar las distintas versiones sobre su enfermedad, tan críticas en los últimos días que nadie puso en duda el rumor de su muerte”. 
    • A. 

      El otoño del patriarca, 1975

    • B. 

      El general en su laberinto, 1989

    • C. 

      Doce cuentos peregrinos, 1978

    • D. 

      La mala hora, 1962

  • 4. 
    “En aquel recinto prohibido que muy pocas gentes de privilegio habían logrado conocer, sentimos por primera vez el olor de carnaza de los gallinazos, percibimos su asma milenaria, su instinto premonitorio, y guiándonos por el viento de putrefacción de sus aletazos encontramos en la sala de audiencias los cascarones agusanados de las vacas”. 
    • A. 

      El coronel no tiene quien le escriba, 1961

    • B. 

      Cien años de soledad, 1967

    • C. 

      El amor en los tiempos del cólera, 1985

    • D. 

      El otoño del patriarca, 1975

  • 5. 
    “Los hombres hacen un último esfuerzo; se estiran con los talones clavados en el suelo, y el ataúd queda flotando en la claridad, como si llevaran a sepultar un navío muerto”. 
    • A. 

      La hojarasca, 1955

    • B. 

      Relato de un naúfrago, 1970

    • C. 

      El general en su laberinto, 1989

    • D. 

      El otoño del patriarca, 1975

  • 6. 
     “El abogado sustentó la tesis del homicidio en legítima defensa del honor, que fue admitida por el tribunal de conciencia, y los gemelos declararon al final del juicio que hubieran vuelto a hacerlo mil veces por los mismos motivos”. 
    • A. 

      El general en su laberinto, 1989

    • B. 

      Noticia de un secuestro, 1996

    • C. 

      Crónica de una muerte anunciada, 1981

    • D. 

      La mala hora, 1962

  • 7. 
     “Azuzada por su fantasía, empezó a descubrir los cambios del marido. Lo encontraba evasivo, inapetente en la mesa y en la cama, propenso a la exasperación y a las réplicas irónicas, y cuando estaba en la casa ya no era el hombre tranquilo de antes, sino un león enjaulado”. 
    • A. 

      Cien años de soledad, 1967

    • B. 

      El amor en los tiempos del cólera, 1985

    • C. 

      Memoria de mis putas tristes, 2004

    • D. 

      Del amor y otros demonios, 1994

  • 8. 
     “En medio de aquel ventisquero, de aquella tempestad de caras desconocidas, de toldos en la vía pública, de hombres cambiándose de ropa en la calle, de mujeres sentadas en los baúles con los paraguas abiertos, y de mulas y mulas abandonadas, muriéndose de hambre en la cuadra del hotel, los primeros éramos los últimos; nosotros éramos los forasteros; los advenedizos”. 
    • A. 

      La hojarasca, 1955

    • B. 

      El otoño del patriarca, 1975

    • C. 

      La mala hora, 1962

    • D. 

      La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, 1978

  • 9. 
     “De modo que siguieron navegando los miércoles en la noche, aprendiendo el manejo del sextante y la brújula, hasta que los padres regresaban del cine y los encontraban dormidos como ángeles de tierra firme. Meses después, ansiosos de ir más lejos, pidieron un equipo de pesca submarina. Con todo: máscaras, aletas, tanques y escopetas de aire comprimido”. 
    • A. 

      Relato de un náufrago, 1970

    • B. 

      Memoria de mis putas tristes, 2004

    • C. 

      Ojos de perro azul, 1947

    • D. 

      Doce cuentos peregrinos, 1978